El último catálogo de Adquisiciones de Bienes Culturales del ex-Ministerio de Cultura se publicó en 2009. La página de nuevas adquisiciones del Museo del Prado se quedó en 2011, aunque expone en sus salas las más importantes, sobre todo si, como es habitual, se someten a restauración,  y da noticia de ellas en sus memorias (hasta 2012); el Museo Reina Sofía comunica las compras que realiza en ARCO –y suele incluir las obras en las presentaciones de la colección permanente- pero en su web no existe una sección de adquisiciones y faltan algunas imágenes de las más recientes. ¿Cómo sabemos los contribuyentes, entonces, qué se va incorporando a nuestras más importantes colecciones públicas de arte? Y, sobre todo, ¿dónde se compra, y por cuánto? Los museos tiene por costumbre, y no solo en nuestro país, no revelar esa información. Dan cifras globales de adquisiciones anuales y, en determinadas ocasiones (relevantes compras o donaciones) se facilitan cantidades concretas. Se aduce, en el caso del arte contemporáneo, que se trata de negociaciones con agentes privados en las que se suelen obtener descuentos… o razones igual de poco convincentes sobre la privacidad, la precaución para no suscitar agravios comparativos… La cuestión es que se “ocultan” datos que la Ley de Transparencia obliga a proporcionar: entre las obligaciones de “publicidad activa” para  todas las Administraciones y entidades públicas figuran: “Todos los contratos formalizados, con indicación del objeto, el importe de licitación y de adjudicación, el procedimiento utilizado para su celebración, los instrumentos a través de los que, en su caso, se ha publicitado, el número de licitadores participantes en el procedimiento y la identidad del adjudicatario, así como las modificaciones del contrato”. Es decir, los museos públicos deben comunicar qué compran, a quién y por qué importe. Es algo que convendría mucho al mercado del arte, siempre bajo sospecha y a menudo asociado a casos de corrupción política, blanqueo de capitales… Nada mejor que la claridad y la publicidad, que obligan a consolidar las buenas prácticas, para despejar todas las dudas.

Lo que no sabía yo (y seguro que tampoco muchos de ustedes) es que los museos estatales ya dan esa información que requerimos los ciudadanos. Pero si no se puede acceder fácilmente a ella es como si no existiera; la obligación se cumple en la letra, pero no en el espíritu. Me he topado, buscando otra cosa, con la Plataforma de Contratación del Estado, en la que se publican todos los contratos de la Administración central. Y resulta que aquí podemos encontrar lo que los museos se resisten a incluir en sus webs. Es una pesadez buscar cada uno de los documentos (me ha llevado horas), descargarlos y abrirlos, anotar los datos… pero aquí las tienen: las adquisiciones del Museo Reina Sofía y del Museo del Prado en 2012 y 2013. Son las tramitadas por la Subdirección General de Gestión Económica y Financiera de la Secretaría de Estado de Cultura, pero también por la propia Gerencia del Reina Sofía.En el caso del Prado, se publican solo las “adscripciones” realizadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a través de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español. Las compras directas del museo quedan fuera de la Plataforma: de acuerdo con la Memoria de 2012, habría que sumar a las adquisiciones abajo listadas la “Oración en el huerto con el donante Luis I de Orleans” y un cuaderno de dibujos.

Figuran también algunas compras cuantiosas para otros museos, como un biombo de la Escuela de Puebla para el Museo de América, por el que se han pagado 600.000 euros a Raúl de Alvear Naranjo, o una escultura ecuestre de Felipe V adquirida a José A. Cámara por 220.000 euros, con destino a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, pero la mayoría son para los dos grandes museos madrileños.

Quienes sepan de oferta, demanda, subastas, derechos de tanteo –de precios, en resumen- podrán decirnos si se trata de buenas operaciones. Otra cuestión es si son obras que los museos necesitaban: como tampoco se publican en España las políticas de adquisiciones, no nos queda otro remedio que confiar en que obedezcan a una planificación seria y a largo  plazo.

(El orden no es cronológico sino por importes y suministradores. Tengan en cuenta que es posible que no haya encontrado todos los contratos y que quizá no se publiquen todos.  Ilustro las compras de precio más elevado, cuando he encontrado imágenes)

ADQUISICIONES DEL MUSEO REINA SOFÍA EN 2012 y 2013 
  
Maria Beatrice Merz: Mario Merz, «Fibonacci Napoli (Fabbrica a San Giovanni in Teduccio)». 400.000 euros
Galería Kewenig (Berlín): Hanne Darvoben, «Posthum meiner Mutter». 300.000 euros
Galería Parra y Romero (Madrid): Instalación de Luis Camnitzer, «Masacre de Puerto Montt (versión en español)», 1969. 295.000 euros
Galería Parra y Romero (Madrid): Lara Almarcegui, «Explotando el suelo, Sala Moncada, Barcelona» (80 diapositivas) y «Demoliciones, Descampados y Huertas urbanas» (9 fotografías con texto). 28.435 euros
Elvira González (Madrid): Pablo Palazuelo, «Temps blanc», 1959. 2012. 230.000 euros
Fernando Sánchez Zinny (con intermediación de la Galería Henrique Faria Fine Art): Alberto Greco, » Sin título. Con motivo del asesinato de John F.Kennedy», 1964. 228.769,50 euros
Donald Young Gallery (Chicago): Rodney Graham, «The green Cinematograph programme I:Pipe smoker and overflowing sink». 206.799,57 euros
Galerie Lelong (Nueva York):  Nancy Spero, » Clown and Helicopter», «Search and Destroy» y «Bomb Shitting». 188.601,20 euros
Galería Juana de Aizpuru (Madrid): Heimo Zobernig, » Sin título (HZ2009-043)». 181.500 euros
Galería Rafael Ortiz (Sevilla): Conjunto de maquetas, relieve y silla del Equipo 57. 160.000 euros (Imagen no disponible)
Espai Visor (Valencia): Sanja Ivekovic, «Structure» (1976-2011), y Miguel Ángel Rojas, «Atenas CC (Cine Contiguo #1 y #4) (1975), «Antropofagía» (1979) y «Fisgón» (1979). 146.379 euros
Ansorena (Madrid): Eduardo Arroyo, Giles Aillaud y Antonio Recalcati, «Vivir y dejar morir o el fin trágico de Marcel Duchamp». 121.000 euros
Galería ProjecteSD (Barcelona): Matt Mullican: «Untitled (Signs, project works and first city charts)» y «Untitled (City Chart #1)». 108.000 euros
Air de Paris: Guy de Cointet, «De toutes les couleurs», 1981/1982. 80.000 euros  
Christopher Grimes Gallery (Los Ángeles): Allan Sekula, «School is a factory», 1978-1980, y «Untitled slide sequence», 1972. 79.843,32 euros 
María Luisa Fernández: Instalación «Burlas expresionistas». 78.650 euros (directamente a la artista) 
Daniel García Andújar: «Postcapital Archive» (1989-2001). 75.600 euros (directamente al artista) 
Isabella Bortolozzi Galerie (Berlín):  Instalación de Leonor Antunes, «Discrepancias with T.P.». 75.000 euros  
Matthew Marks Gallery (Nueva York): Peter Hujar, «Palermo catacombs», 1963, selección de siete fotografías. 66.261,30  
Emmanuel y Nathalie Clavé: Antoni Clavé, «Secreto de una noche», 1934 y «Teléphone», 1939. 60.000 euros  
Jacob Fine Art (Chicago): Esteban Francés, «Arrangez vous», 1939. 60.000 euros  
Sala Retiro (Madrid): José Guerrero, «Grey and Black», h. 1958. 58.261,5 euros 
Guillermo de Osma (Madrid): Adriano del Valle, «El gran banquete» y dos obras de Óscar Domínguez, «Lyon Bicyclette» y «Lion la neige». 56.665 euros 
Sikkema Jenkins & Co. (Nueva York): Trisha Brown, «Untitled». 51.220,2 euros 
Mª Ángeles Ciruelos Otero:  Modesto Ciruelos, «Descubierta» y «Fusilados». 50.000 euros  
Galería La Caja Negra (Madrid): Paolo Gasparini, 25 fotografías de la serie «Para verte mejor, América Latina». 50.000 euros  
Galería Marta Cervera (Madrid): James Welling, «B98 The Wanderer for Ella Grasso», 1980; «B3», 1980, «B17 2-29 II», 1980, «46», 1984, y «50», 1984. 43.660 euros  
Murray Guy Gallery (Nueva York): Moyra Davey, «Mary/Marie» y «Les Goddesses». 42.187,11 euros  
Galería Carreras Múgica (Bilbao): Juan Pérez Agirregoikoa, «Centre commercial vingt cinq octobre mille neuf cent dix sept, The matrix of semblance, We are Americans». 36.300 euros  
Barbara Wien Galerie (Berlín): Mariana Castillo Deball, » El donde estoy va desapareciendo», 2011. 30.000 euros  
Galería Nogueras Blanchard (Barcelona/Madrid): Marine Hugonnier, «Art for Modern Architectue, El País: Coup d’état attempt by Tejero (24-2-1981), Heraldo de Aragón: Coup d’etat attempt by Tejero (24-2-1981), El Periódico de Catalunya: Coup d’etat attempt by Tejero (24-2-1981), Aragón Express: Coup d’ état attempt by Tejero (24-2-1981). 28.072 euros  
Moisés Pérez de Albéniz (Madrid): Dos obras de Itziar Okariz. 25.410 euros  
Casa sin Fin (Madrid): Álvaro Perdices, «Jakintza», 1999, serie de 18 fotografías, y «47 Names», 2004. 24.200 euros  
Galería Estrany de la Mota (Barcelona): Dos instalaciones de Javier Codesal. 24.200 euros  
Galería Elba Benítez (Madrid): Instalación de Joachim Koester «My frontier is an endless wall of points (after the Mescaline drawings of Henry Michaux, 2007)». 23.600 euros  
Marc Rosen Fine Art (Nueva York): Odilon Redon, «Tentation de St. Antoine, Première Série» (1888). 22.032,24 euros 
Galería AFA (Santiago de Chile): Pedro Lemebel, «Manifiesto: hablo por mi diferencia», 1986. 22.433,26  
Galería Soledad Lorenzo (Madrid). Adriá Juliá, «Marcus Spring Cottage», 2008-2009. 20.000 euros 
  
ADQUISICIONES DEL MUSEO DEL PRADO EN 2012 y 2013 
  
Sotheby’s. «Agonía en el jardín» de Giulio Cesare Procaccini. 700.000 euros(imagen no disponible)
Sotheby’s. «Las lágrimas de San Pedro» de Herrera, el viejo. 115.867 euros(imagen no disponible)
Forum Filatélico. «Aparición de Cristo crucificado» de Alonso Cano, «Aparición de Cristo Salvador a Santa Teresa de Jesús» de Alonso Cano, «Dios Padre pintando a la Virgen» de García Hidalgo, «Oración en el Huerto» de Luis de Morales y «Cristo ejemplo de mártires» de Juan de Roelas. 520.000 euros(imagen no disponible)
Edmund Peel: «Muchacha durmiendo» de Luis Paret. 210.000 euros
Galería José de la Mano: Jose de Ribera «Escena fantástica». 200.000 euros
Galería José de la Mano: dibujo de Antonio Carnicero «Retrato de Don Fernando». 30.000 euros 
Galería José de la Mano: Mariano Salvador Maella «Retrato de MªLuisa de Parma». 20.000 euros 
Galería José de la Mano: Autorretrato a sanguina de Salvador Carmona (siglo XVIII). 20.000 euros 
Bonhams: Rafael Mengs «Retrato de D. Nicolás de Azara». 180.000 euros
Miguel de Salas Gorospe: «San Jerónimo» de Escuela de Brujas. 75.000 
Caylus: Sofonisba Anguissola: «Giovanni Battista Caselli, poeta de Cremona”. 60.000 euros