The Cosby Show

Dentro de unos meses, en septiembre, se inaugurará en el National Mall de Washington D.C. The National Museum of African American History and Culture, que pretende “ayudar a todos los americanos (ya saben, quieren decir estadounidenses) a entender en qué medida es la historia afroamericana central para todos nosotros”. El edificio, diseñado por el arquitecto de origen tanzano David Adjaye, hace referencia a un motivo cruciforme de la escultura yoruba, pero habrá poco arte en él; seguirá más bien el modelo de “centro de interpretación” con mucha foto, mucha proyección y mucho panel, incluyendo objetos y documentos. En la narración histórica habrá un capítulo sobre la presencia de afroamericanos en el mundo del espectáculo, entre los que figurará Bill Cosby con fragmentos de sus célebres series televisivas, alguna de las cuales también llegó a España. El museo tendrá que escuchar opiniones encontradas sobre su planteamiento y el desarrollo de éste cuando se inaugure pero la “mención de honor” a Cosby ya ha levantado ampollas. El actor está encausado por multitud de acusaciones de abusos sexuales (son ya más de 50) y algunas de sus supuestas (mientras no haya sentencias no se puede afirmar otra cosa) víctimas manifestaron su protesta por un homenaje público que haría oídos sordos a la vergonzosa deriva de la estrella. En principio, el director del museo, Lonnie Bunch, dijo algo así como que nada tiene que ver el tocino con la velocidad pero luego entendió que hay cerdos que corren más que las balas y, el jueves pasado, reculó para prometer que sí se hará alusión de alguna manera al feo asunto.

Leer el artículo completo en El Cultural.