En el primer número de la revista, UTOPÍA, con el tema «El dinero de la cultura», publico un artículo que habla de la vieja entente de Telefónica y el Museo Reina Sofía. Reviso la historia de la colección cubista y de arte español del siglo XX, que fue pública antes que privada, y la utilización del museo por parte de la empresa para promocionar su negocio de Big Data (con aquel estudio sobre los visitantes de la exposición «Piedad y Terror en Picasso»).