Nombres

Hace unas semanas escribí en este blog un artículo, Miles y miles de metros cuadrados, sobre CentroCentro, el gigantesco espacio cultural del Ayuntamiento de Madrid en el Palacio de Cibeles. Era a principios de enero y Fernando Villalonga acababa de tomar posesión del Área de las Artes. Desde entonces estábamos pendientes de las novedades que pudiesen llegar a la vida cultural municipal. Y, por el momento, lo único que tenemos es un frenesí de nombramientos. Estoy segura de que el equipo que se va formando, un poco a trompicones, tiene decidida voluntad de dar un giro importante a la cultura municipal y les deseo lo mejor, pero encuentro en lo poco que hemos sabido sobre sus intenciones, junto a algunas buenas nuevas, signos de alarma.
Voy a explicarles, en primer lugar, cómo está el organigrama del Área de las Artes, que fue modificado en enero mediante decreto de la alcaldesa pero al parecer no se adecúa a las necesidades de altos cargos de Villalonga, que introduce y mueve fichas a su antojo. Luego revisaremos cuáles son las infraestructuras culturales que dependen del Área de las Artes, quiénes las gestionan y qué nivel de actividad tienen.
La estructura -con sus desestructuraciones- es ésta:

SECRETARIO GENERAL TÉCNICO DE LAS ARTES: Pablo Puyal Sanz. Viene del Tribunal Económico-Administrativo Municipal. Antes en el cargo: Eugenia Castro, cesada por su implicación en la supuesta renovación irregular de contratos en MACSA. Sus funciones son de coordinación, asistencia jurídica, control económico y provisión de puestos de trabajo.

JEFE DE GABINETE: Jaime Morate. Era Técnico de Programas de la Fundación Siglo (Junta de Castilla y León). Está fuera del organigrama.

MACSA. Es la empresa pública que lleva la gestión económica de casi todo en el Área de las Artes.Cristina Conde de Beroldingen era Directora General de Proyectos Culturales y Consejera Delegada de MACSA hasta el conflicto de las renovaciones. Ese puesto se ha eliminado y ahora toda la responsabilidad está en manos de la Gerente Yolanda Bergareche(antes en el cargo: Isabel de Miguel), que procede de la pequeña productora de audiovisuales TV Flash Producciones y ha desarrollado su carrera en este ámbito -trabajó antes en Gestmusic Endemol- sin, que yo sepa, experiencia anterior en la Administración. Raro.

COORDINADOR GENERAL DE LAS ARTES: Timothy Chapman. Viene de la Editorial Siglo XXI. Su cargo era en principio el de Jefe de Gabinete y está actuando últimamente sobre todo como portavoz. Antes en el cargo: Carlos Baztán Lacasa, que ha pasado a ser Director General de Paisaje Urbano. Sus competencias incluyen: coordinación con las distintas Áreas y organismos; desarrollar la política de comunicación y difusión de las actividades del Área de Gobierno; establecer los criterios para la cesión de espacios municipales al servicio de la creación.

DIRECTORA GENERAL DE PLANEAMIENTO Y EVALUACIÓN: Carlota Álvarez-Basso. Con larga trayectoria profesional en las artes plásticas, ha sido hasta hace muy poco gerente de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, con un brevísimo intermedio en el Museo Reina Sofía. Antes en el cargo: Manuel Lagos Gismero, que ahora dirige Fiestas y Veranos de la Villa desde MACSA (sustituye a Manuel Gutiérrez, cesado). Entre sus competencias figuran: desarrollar la planificación de la política cultural del Ayuntamiento; la acción cultural de apoyo a los Distritos a través de la Oficina de Proximidad, la promoción, programación y difusión de actividades en materia de artes escénicas, música, exposiciones y cine; la programación, organización y gestión de las fiestas mayores de la ciudad; lapromoción o ayuda a festivales o iniciativas de interés público; el fomento y la ayuda a los sectores vinculados a la creación cultural en la ciudad de Madrid; la organización y gestión de la convocatoria anual de los Premios Villa de Madrid. Es decir, es la persona clave en el desarrollo de la política cultural madrileña. En sus manos está la elaboración de un Plan Estratégico 2012-2015 para la cultura en Madrid -¡por fin!-, para el que, como hizo en Córdoba, contará con los profesionales del sector. De esta Dirección General depende la Subdirección General de Promoción Cultural, que está vacante. Y ladirectora de Fiestas Populares, Delia Piccirilli -uno de los contratos renovados apresuradamente- sobre la que nada se ha dicho.

ASESORA DEL ÁREA DE LAS ARTES: Teresa Pérez-Jofre. También con amplia experiencia (Museo Thyssen, Es Baluard, Residencia de Estudiantes), entró en el equipo hace sólo unas semanas como Directora Adjunta en la Oficina del Delegado y ya le han cambiado de cargo: trabajará junto a Carlota Álvarez-Basso en los temas de proximidad y planeamiento. Está fuera del organigrama.

DIRECTOR DE PROGRAMACIÓN DE ARTES ESCÉNICAS: Natalio Grueso. Procedente del problemático Centro Niemeyer de Avilés, ayer mismo hizo su presentación ante los medios, de las que nos dio noticia el artículo de Liz Perales en EL CULTURAL. Está fuera del organigrama. Parece que Fernando Villalonga va a continuar la línea de Alicia Moreno en cuanto al protagonismo del teatro en la vida cultural municipal. Sólo así se explica el subrayado mediático que se ha hecho de su fichaje y su primera su primera comparecencia, en la que su intención principal fue afirmarse arropándose con los nombres de sus amigos directores y actores de fama mundial. Cobra 85.000 euros anuales más el alquiler de su vivienda.Hemos de saber que el Área de las Artes, según se anunció en febrero, cuenta con algo más de 104 millones de euros para 2012, casi un 10% menos que el año anterior; de esa cantidad, 25 millones, una cuarta parte, se entrega a Grueso para su programación. El Área de las Artes desmiente que haya contratado a Joseph V. Melillo, director de la Brooklyn Music Academy.

DIRECTORA GENERAL DE BIBLIOTECAS, ARCHIVOS Y, MUSEOS Y BIBLIOTECAS: Belén Martínez Díaz. Estaba en el equipo anterior y me asegura la responsable de prensa del Área de las Artes que continuará en su puesto. Entre sus competencias: dirección, gestión y creación de bibliotecas -públicas y especializadas- archivos, museos, colecciones, y otros de naturaleza análoga, de titularidad municipal; catalogación, conservación, acrecentamiento y difusión de los bienes culturales adscritos a bibliotecas, archivos y museos; coordinación y planificación de las instituciones vinculadas a la historia de la ciudad de Madrid; impulso y programación de actuaciones y actividades dirigidas al fomento y promoción del libro y la lectura pública. De ella dependen una Subdirección General de Bibliotecas y el Departamento de Museos y Colecciones, cuya jefa es Carmen Herrero Valverde.


DIRECCIÓN GENERAL DE CALIDAD DEL PAISAJE URBANO: Carlos Baztán Lacasa. Ha sido durante años Coordinador del Área de las Artes, con diferentes denominaciones. Entres sus competencias: ejecutar la política municipal de mejora de la calidad del paisaje urbano estableciendo criterios y directrices funcionales y estéticos vinculantes en todas las materias que afecten al paisaje urbano.

DIRECTORA GENERAL DE PATRIMONIO CULTURAL:Pilar Sedano. Fue hasta hace muy poco Jefa del Área de Restauración y Conservación del Museo del Prado (su destitución llegó a la prensa). Antes en el cargo: Mª Carmen Rojas Cerro. Esta misma semana, el día 20, en la Comisión de las Artes, Timothy Chapman aseguraba, contestando a la concejala que había tenido alguna noticia sobre un cambio inminente, que Rojas estaba “de vacaciones a petición propia”. Entre sus competencias: coordinación y tutela de actividades que afecten al Patrimonio Histórico, incluidos los Jardines Históricos y el Patrimonio inmaterial; dirección y coordinación del programa de construcción y conservación de monumentos municipales; promoción de actividades culturales, expositivas y de difusión ligadas al Patrimonio Histórico de la ciudad de Madrid.

Hasta aquí el organigrama. ¿De qué tiene que ocuparse toda esta gente? Como veremos, muchas de las instituciones culturales municipales ya tienen sus propios directores. Con excepción de los teatros, apenas ha habido cambios, lo que está muy bien en algún caso… aunque sería muy necesario un relevo para sacar del letargo a algún museo.

  • Matadero. Coordinador: Pablo Berástegui. Aún por finalizar las obras pero con actividad creciente en diversos ámbitos creativos. Entre los municipales, el centro más dinámico. Urge solucionar la situación de inestabilidad de su personal: los contratos de buena parte de los que trabajan allí finalizan a finales de este mes, y se hicieron en enero sólo por tres meses.
  • Conde Duque. No tiene, y al parecer no tendrá, director. Tras seis años de obras y unos 70 millones invertidos, está en buena parte cerrado por problemas de calefacción y carcoma. Se ha prometido una reactivación para el verano.
  • CentroCentro. Se acaba de nombrar director, sin concurso y sin publicidad, a Tono Martínez. Ya había advertido Villalonga ante la Comisión de Cultura que a él lo de las buenas prácticas no le convence. Ha sido director de la revista La Luna de Madrid, del Centro Cultural de España en Buenos Aires, de Relaciones Institucionales de la SEEI y de la Fundación Arquitectura y Sociedad. El centro está hoy prácticamente vacío, y las siguientes exposiciones anunciadas no mejoran la mediocre tanda inicial sino que la empeoran. Se da la circunstancia de queMartínez fue rival de Álvarez-Basso en la lucha de ciudades candidatas a capital cultural en 2016, ya que formaba parte del equipo segoviano. Todo por hacer.
  • Serrería Belga. En construcción. Futura sede deMedialab Prado. Director: Juan Carrete. Proyecto en la actualidad de dimensiones modestas que funciona de una manera bastante independiente.
  • Teatros municipales. Grueso hace de nuevo del Español su “buque insignia”, quedando desdibujado aún el perfil del Fernán Gómez. Con excepción del Price -¿porque su contrato vence en julio?- no tendrán director propio: será Grueso quien decida sus programaciones. El riesgo de imposición de un modelo único y de dirigismo político es evidente.
    • Teatro Fernando Fernán Gómez. Hace unos días, Mora Apreda ha sido cesada.
    • Teatro Español. Mario Gas dejará de ser director el 30 de julio.
    • Teatro Circo Price. Director Pere Pinyol.
    • Teatro de Madrid. Cerrado temporalmente.
    • Conjunto Daoiz y Velarde, concebido como el gran centro de artes escénicas para los niños. En obras y va para largo.
  • Museos de Madrid:
    • Museo de los Orígenes (San Isidro). Director: Eduardo Salas Vázquez. Su última exposición es de 2008.
    • Museo de la Historia (Museo Municipal). Directora: Carmen Priego. Tras ¿finalizar? las eternas obras, está cerrado “hasta nueva programación”.
    • Museo de Arte Contemporáneo (Conde Duque). Director desde tiempos inmemoriales: Eduardo Alaminos. Cerrado por obras desde abril de 2010, “no tiene fecha prevista de apertura”.
    • Museo de la Ciudad (Junto al Auditorio Nacional). No es digno de tal nombre. Como si lo quieren cerrar.