Día: 24 febrero, 2003

Carlos Garaicoa

Casa de América, Madrid Tan malo es para la obra de un artista de valía ser ignorado como estar de moda. El mundo del arte es muy caprichoso, y puede olvidarse en poco tiempo de lo que antes estuvo en el ojo del huracán. Es muy comprensible que cuando a un artista (sea por su propia ambición “empresarial” sea por el azar que le ha puesto en el lugar indicado y en el momento indicado) le llega su momento de […]

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookCheck Our Feed